Bandas internacionales usan a mujeres para clonar tarjetas