Chile y Costa Rica son las economías más innovadoras de Latinoamérica