Comunicado de Enrique Vásquez a la opinión pública de Panamá y el mundo | YoEmigro.com

Comunicado de Enrique Vásquez a la opinión pública de Panamá y el mundo

Soy Enrique Vásquez, licenciado en administración e inmigrante en Panamá. Soy un entusiasta de la tecnología y usuario de Internet desde hace casi 20 años y, desde hace tres lustros, me dedico al mercadeo en internet y redes sociales.
20150105_072900
Por medio de este comunicado rechazo las acusaciones difundidas el miércoles 10 de junio por algunos medios de comunicación social de Panamá, en las que mi nombre aparece vinculado a la supuesta gestión de trámites migratorios e, incluso, se hace ver que ejerzo ilegalmente la profesión del derecho.
En mi condición de persona respetuosa de las leyes, mi proceder dista mucho de tales señalamientos. Yo no soy abogado, no pretendo serlo, no formo parte de ningún bufete de abogados ni firmo documentos legales, ya que eso no está permitido para los extranjeros que residimos en Panamá y tampoco es mi área de desempeño profesional, por lo que no forma parte de mis aspiraciones, ni estoy interesado en ejercer actividades de ese tipo.
Desde que llegué a Panamá, en julio de 2014, ha sido público y notorio mi empeño por que personas de todas las nacionalidades comprendan la importancia de emigrar de forma legal y respeten las leyes del país que nos abre sus puertas.
Mi blog EnriqueVasquez.org es prueba muy clara de los valores que, como administrador de una plataforma social, e incluso como ser humano; comparto diariamente y de forma abierta, franca y transparente con miles de seguidores y lectores.
Tan firme ha sido mi posición de promover la legalidad, tanto a nivel migratorio, laboral y de actuación personal; que considero, como condición de carácter obligatorio, que todos los trámites deben ser realizados a través de abogados idóneos; y esta convicción está plasmada de forma explícita, tanto en mi blog personal como en la página web InmigrantesEnPanama.com.
Mi «labor», si se puede llamar de esa forma, ha sido administrar el grupo de Facebook «Inmigrantes En Panamá» y escribir posts en estos espacios digitales, en los que relato mi experiencia como inmigrante. Actualmente no figuro como accionista, directivo ni colaborador de ninguna empresa ubicada en la República de Panamá; que esté relacionada con temas legales, migratorios o con cualquier otra actividad restringida o protegida para ciudadanos panameños.
Dentro de mi blog personal hay un formulario por el que todas las personas interesadas en conocer más sobre mi experiencia personal pueden contactarme. Como respuesta, comparto algunos enlaces a posts interesantes del blog y los refiero con abogados idóneos para que los asesoren o realicen los trámites migratorios, en caso de que así lo requieran.
De manera responsable y coherente, me limito a la recomendación de profesionales facultados para asistir, asesorar y representar a los inmigrantes; sin que haya participación alguna de mi parte en esa relación o en los trámites derivados de ella.
En ningún momento he solicitado un pago a cambio de responder los correos, de compartir mi opinión en un mensaje de chat, ni en el grupo de Facebook «Inmigrantes en Panamá», que ya cuenta con más de 32.000 suscriptores y se ha posicionado como referencia entre quienes valoran y agradecen la cercanía de una voz amiga, en medio de todas las emociones que experimenta una persona que recién se integra a un nuevo país, con la expectativa de comenzar una nueva vida.
Tanto mi blog personal, como la página web InmigrantesEnPanama.com y todas sus redes sociales, constituyen una plataforma social cuya única misión es proveer un espacio de interacción voluntaria, nutritiva y dinámica entre personas de diferentes nacionalidades, que han sembrado a Panamá en sus corazones para convertirlo su nuevo hogar.
Nuestro único objetivo es compartir información sobre temas cotidianos que permitan a nuestros lectores conocer un poco más a esta sociedad, sus costumbres y tradiciones, permitiendo una adaptación positiva y promoviendo la gratitud y respeto como aristas fundamentales del comportamiento que debemos exhibir.
Dentro de este marco de referencia, enarbolamos, como bandera fundamental, el cabal cumplimiento de las normas establecidas en el marco jurídico que regula nuestra permanencia en este país.
Todas las medidas necesarias para aclarar esta situación serán tomadas oportunamente.