Irse de Venezuela por tierra, la forma más extrema de emigrar