La dura realidad del venezolano: Irse del país y acostumbrarse a una nueva sociedad