Testimonio: ¡Vete para donde te dé la gana, pero vete ya!