Crudo y desgarrador testimonio: “Venezolano, tú que te vas”