Tips para llevarte a tu mascota cuando emigras y eliminar los problemas

Tips para llevarte a tu mascota cuando emigras

Cada día crece el número de venezolanos que deciden emigrar, esto trae consigo tomar una cadena de decisiones trascendentales con respecto al nuevo rumbo que tomará la familia, incluyendo el futuro de la mascota. Para unos la decisión de llevarse a su mascota es muy costosa, compleja y engorrosa y deciden dejarla en el país, ya que amerita una serie de gastos y trámites reglamentarios que deben cumplir para llevarla consigo. Mientras que para otros es fundamental llevarse a su amigo fiel. Zulymar GonzálezEl Universal.

emigrar-con-tu-mascota

Cuando se decide emigrar con una mascota es importante tomar en cuenta muchos aspectos. Lo primero es determinar si su animal cumple con la normativa legal para salir del país, ya que las leyes venezolanas prohíben la salida del territorio a animales exóticos o fauna silvestre, incluyendo aves y reptiles. Los animales que suelen emigrar con mayor frecuencia junto a sus dueños son los perros y los gatos.

Según Diana González médico veterinario, “las aerolíneas permiten que viaje una mascota por pasajero, deben tener todas las vacunas por lo menos tres meses antes del viaje, deben tener vigente el certificado nacional de rabia, el cual tiene validez de un año, el certificado de salud internacional que tiene 30 días de validez”.

También deben tener un informe de perro sano (en el caso de los caninos), un informe de desparasitación y lo más importante: el pasaje, ya que sin el boleto no se puede hacer la tramitación reglamentaria”. Algunos de estos documentos pueden variar dependiendo del país al que se va a emigrar.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más

Si el destino del núcleo familiar es un país europeo se deben comenzar los trámites de la mascota con al menos 6 meses de anticipación, ya que se deben colocar todas las vacunas y un microchip, se deben hacer unos títulos antirrábicos, un proceso que tarda un mes entre la toma de la muestra, su envío al exterior y la entrega del resultado.

Sin embargo, para países de Latinoamérica y los Estados Unidos los trámites son menos rigurosos. Mientras que en las islas del Caribe y las Antillas solo permiten el ingreso de mascotas a sus residentes.

Todos los trámites necesarios para llevarse a las mascotas pueden ser realizados por los dueños o expertos y deben estar avalados por un médico veterinario que esté inscrito en su respectivo colegio y en el Insai (Instituto Nacional de Salud Agrícola Integral).

No todos los perros pueden viajar fácilmente, porque algunas aerolíneas no los aceptan por su gran tamaño. Cuando son muy grandes necesitan viajar en una cabina de carga presurizada y no todos los aviones la tienen. Los perros y gatos pequeños son los que tienen mayores probabilidades de viajar con sus dueños ya que si pesan menos de 5 kilogramos se les permite ir en la cabina.

“Antes de tomar la decisión de llevarse a su perro es necesario verificar si el país al que va a emigrar recibe a su mascota. Por ejemplo, hay países que no aceptan algunas razas de perros, como los Pitbull”, afirmó González.

Es recomendable preparar a su mascota para un viaje largo. El dueño debe tomar en cuenta lo siguiente: llevar la alimentación y el agua adecuada, junto con el kennel, aunque algunos veterinarios recomiendan no darles de comer antes del viaje para no correr el riesgo de vómito, también se le puede suministrar a la mascota un tratamiento anti estrés por lo menos unos 30 minutos antes del viaje para relajar la mascota. Lo más importante es que el animal sea evaluado previamente por un veterinario para que indique el tratamiento y la dosis exacta que necesita.

La jaula o kennel debe ser del tamaño correcto para el perro o el gato, porque si es muy pequeña la mascota podría estresarse porque no se puede estirar o pararse y eso le genera incomodidad.

También se aconseja, por lo menos 3 meses antes, familiarizar al perro o al gato con el kennel que va a ocupar durante el viaje. Puede dejar la jaula abierta para que ellos entren y la conozcan. Una táctica puede ser colocarle un colchón dentro para que se acostumbre a descansar en ella, y así va adquiriendo confianza.

Una vez que llegan a su destino, al sacar al animal de la jaula, es significativo para la mascota recibir muestras de cariño de su dueño, recibir una recompensa que sirva como agradecimiento para el perro o el gato por haber soportado de manera satisfactoria el viaje a su nuevo país.

La emigración es una decisión difícil de tomar, significa irse de su país natal y dejar a familiares, mascotas y amigos. Cuando los dueños no pueden llevarse a su mascota y no tienen ni familiares ni amigos que puedan hacerse cargo de ellas, es cuando se presenta la situación de abandono de animales.

Cristina Camilloni presidenta de APROA (Asociación Pro defensa de los Animales) recomendó a quienes no puedan llevarse a su mascota, que coloquen en internet la “foto, datos, si le gustan los niños, si es grande o chiquito todo lo necesario para que pasen de un hogar a otro, ya que el abandono es muy traumático”.