Tips para sentirte mejor en el país al que emigraste | YoEmigro.com

Tips para sentirte mejor en el país al que emigraste

Tomar la decisión de emigrar, no es la acción más satisfactoria o emocionante que una persona pueda hacer, ciertamente está ligada a la incertidumbre y está de por si produce una sensación de expectativas y emoción, pero realmente el hecho de tomar la disposición de irte de tu país natal y dejar a tu familia, amigos y seres queridos ya lo convierte en un momento duro y hasta doloroso.

Group of friends taking selfie in urban background

Viajar por placer, disfrute o turismo, no es lo mismo que emigrar definitivamente, el salir de tu país, solo o acompañado requiere de una preparación psicológica, un proceso de aceptar la realidad y superarla, ir mas allá de lo que puedas sentir y, normalmente durarás un tiempo de duelo, por la lejanía de tus familiares o tal vez por el sentimiento de soledad, pero si fue la mejor decisión puedes tener la certeza de que dará su fruto todo el sacrificio que ahora haces sea por mejorar la calidad de vida o por crecimiento personal ¡No hay nada que no puedas superar!

Si has emigrado y no sabes cómo sentirte mejor al país que emigraste, acá te dejaremos unos tips que te servirán de ayuda:

Intenta construir nuevas relaciones: no hay nada mejor que contar con amigos, tal vez no serán los mismos que por años estuvieron contigo, pero creer que hay más personas con tus mismas inspiraciones, metas y anhelos o conocer gente que piense diferente a ti y relacionarte con ellos te hará sentir que no todo es tan malo, sentirás que estas vivo, conocer y crear nuevas amistades será una oportunidad para ti.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más

Busca trabajo: esto te hará tener tu mentalidad ocupada y enfocada en trabajar para ahorrar, mandar dinero a tus seres queridos y te ayudará a ver el trabajo de una perspectiva diferente, no te abrumes, es normal que al principio sientas desanimo, pero deberás seguir adelante, hay un camino más largo que recorrer.

Distráete: no todo se puede convertir en “trabajar, trabajar y trabajar” ten en cuenta que esto hará que vivas estresado, si tienes un tiempo libre de tu horario laboral o de clases intenta salir y conocer varios lugares de ese estado, sentarte en un local a tomar el café, comprarte un helado, disfrutar de su gastronomía diferente a la de tu origen podrán ser una de las cosas que te hagan sentir mejor.

Usa la tecnología: el emigrar en estos tiempos se ha hecho mucho más llevadera que en otras épocas, con la entrada de la tecnología al mundo nos ha dado la oportunidad de mantenernos en comunicación con nuestro familiares y amigos, no es necesario que cada vez que hables con ellos te hundas en la tristeza, prueba conversaciones diferentes, cuéntales de tu nueva ciudad, tus nuevas amistades o los lugares que has conocido.

Retoma tus hobbies: tal vez no tengas mucho tiempo, pero en la medida que vayan pasando los días, intenta retomar lo que tanto te gusta, correr por las mañanas o hacer ejercicios, una de las recomendaciones es que escribas toda tu experiencia al país que emigraste en conjunto con tus emociones y sentimientos, de esta manera es probable que puedas ayudar a otros y si eres amante de las redes sociales entonces piensa en hacerlo público, conocerás personas que atraviesan lo mismo que tú. ¡Diviértete!

Conviértete en un experimentado: has tu traslado a otro país placentero, en la medida que dejes de estar sumergido en la tristeza y te dispongas a disfrutar y a vivir plenamente del lugar que te recibió, emigrar no es fácil pero tienes la oportunidad de convertirte en todo un experimentado con todas las cosas nuevas que podrás vivir. ¡Inténtalo!